Navigation – Plan du site
Comptes rendus

Evelyne Sanchez, Las élites empresariales y la independencia económica de México. Estevan de Antuñano o las vicisitudes del fundador de la industria textil moderna (1792-1847)

Puebla, Universidad de Puebla, 2013, 363 p.
Jean Pierre Dedieu
p. 212-214
Référence(s) :

Evelyne Sanchez, Las élites empresariales y la independencia económica de México. Estevan de Antuñano o las vicisitudes del fundador de la industria textil moderna (1792-1847), Puebla, Universidad de Puebla, 2013, 363 p.

Texte intégral

1Este libro es la versión española de una tésis leida en el año 2000. Refleja fielmente los puntos fuertes y también algunas de la insuficiencias del original.

2El punto más positivo consiste en una correcta reconstrucción de la carrera del biografiado. No era empresa fácil porque si bien dejó una apreciable documentación, ésta permanece silenciosa acerca de amplios segmentos de su vida ; porque también la imagen que él mismo se dio de padre fundador de la industria moderna mejicana, conjuntamente con la búsqueda de un figurón modernista por la ciudad de Puebla con que tapar la fama de tradicionalista, cuando no de reaccionaria, que arranca desde el siglo XIX, contribuyeron en crear en su entorno un halo legendario que dificulta sobremanera la comprensión de su figura.

3Cuarto hijo de un comerciante español de mediano pasar afincando en Vera Cruz, heredó de su padre una buena formación comercial, algún que otro contacto útil con mercaderes importantes con quienes el padre y sus socios hacían negocio, tal vez también la solidaridad más difusa, pero efectiva, de común naturaleza con los naturales de las Encartaciones de Vizcaya de donde eran oriundos los Antuñana. La autora accepta la afirmación de algunos de sus biográfos que Antuñana se educó en España, pero parece rechazar, con argumentos de buen sentido, la idea de una estadía en Londres en su período formativo.

4La independencia le encuentra afincado en Puebla, dueño de una casa de comercio de importancia regional, vendiendo al por mayor un poco de todo – desde miel hasta algodón en ramas – tanto a mercaderes de Méjico como extranjeros. Parece que los contactos heredados de su familia le permiten una prestigiosa boda, en una familia de mucha raigambre pero de pocos medios ; y el arranque de una carrera política, que le hace en 1822 síndico segundo de la ciudad – en contra de la voluntad de sus regidores – y le propulsan al grado de coronel de las milicias locales.

5Su carrera cambió de rumbo cuando Lucás Alamán, que a todas luces fue su principal valedor en el mundo político, crea el Banco de Avío para financiar empresas industriales nacionales. A principios de los años 1830, Antuñano consigue alrededor de 180 000 pesos de préstamos del mismo para establecer un modelo de negocios nuevo. Puebla tenía a su lado un río, el Atoyac, en el que se encontraban molinos harineros. Antuñana, con algunos socios, proponía transformar el mayor de ellos en fábrica mecanizada de hilo de algodón, con maquinaria importada y un núcleo de obreros extranjeros que formarían a los mejicanos ; hilos que luego vendería a los numerosos tejedores artesanos de la zona, que le entregarían a su vez las mantas que produjeran, a las que él se encargaría de dar salida en el mercado nacional. En sí, el sistema no estaba mal pensado. Mecanizaba el segmento del proceso de producción en el que la mecanización era más rentable ; insertaba la empresa en un tejido económico local que modernizaba sin destruirlo ; por producir mantas bastas, no entraba en competencia directa con los productos, más finos, que se importaban a principios de los años 1830 ; la creación de fábricas modernas, por otra parte, no podía sino beneficiar a la economía nacional.

6Funcionó. Hubo retrasos en los pagos, naufragios, pérdidas de máquinas por accidentes de mar e imprevistas esperas a la intemperie bajo las lluvias de Vera Cruz, pero en enero de 1835 la fábrica La Constancia Mejicana empezaba a producir y a acumular beneficios ingentes : el precio de venta del producto final se mantenía, mientras la mecanización reducía los costes de producción. Por poco tiempo. A partir de 1840 Antuñana no consigue aprovisionar sus fábricas en materia prima. El gobierno mejicano, por razones presupuestarias y bajo la presión de los productores costeros, ha implantado fuertes aranceles sobre la importación de algodón en rama. No la prohibe. Vende licencias de importación. Antuñana ha tenido imitadores. Tiene que competir con ellos para conseguirlas. A pesar de intensos esfuerzos, no consigue movilizar los apoyos políticos que le habían proporcionado en su momento el apoyo del Banco de Avío. Muere casi arruinado en 1847. La familia liquida los bienes y vuelve a Europa en los años 1860.

7Historia interesante, ésta, por partida doble. Lo primero porque muestra hasta qué extremos, a mediados del siglo XIX en Méjico, todavía, la empresa industrial depende de los espacios que le abre el poder político, como en el Antiguo Régimen. Lamentamos el que la autora no haya profundizado semejante puesta en contexto (el libro clásico de Jean Yves Grenier ni se cita). Lo segundo porque Antuñano, en sus tentativas de movilizar a los políticos, maneja instrumentos heredados del período anterior, contactos personales, servicios, clientelismo, familia ; pero también, y más con el tiempo, instrumentos nuevos, el recurso a la opinión pública, la ideología de defensa del interés nacional mejicano, a través de numerosas publicaciones en la prensa. Es lástima que la autora no se haya enfrentado más directamente con este tema. No podemos silenciar tampoco la dificultad de lectura del libro : demasiadas veces consideraciones teóricas, no siempre del mayor interés para la comprensión del relato, interrumpen éste. Se tenían que separar mejor ambos aspectos, que ambos se beneficiarían con tal segregación.

8A pesar de unos defectos en su ordenación y de cierta falta de profundización, leimos un libro interesante por la depuración a la que procede de una figura emblemática, apasionante por el caso que cuenta.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence papier

Jean Pierre Dedieu, « Evelyne Sanchez, Las élites empresariales y la independencia económica de México. Estevan de Antuñano o las vicisitudes del fundador de la industria textil moderna (1792-1847) », Caravelle, 105 | 2015, 212-214.

Référence électronique

Jean Pierre Dedieu, « Evelyne Sanchez, Las élites empresariales y la independencia económica de México. Estevan de Antuñano o las vicisitudes del fundador de la industria textil moderna (1792-1847) », Caravelle [En ligne], 105 | 2015, mis en ligne le 05 février 2016, consulté le 03 décembre 2016. URL : http://caravelle.revues.org/1867

Haut de page

Auteur

Jean Pierre Dedieu

CNRS / FRAMESPA

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Caravelle – Cahiers du monde hispanique et luso-brésilien est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page
  • Logo Presses universitaires du Midi
  • Logo IPEAT
  • Revues.org