Navigation – Plan du site
Comptes rendus

Carlos UXÓ GONZÁLEZ.- Representaciones del personaje del negro en la narrativa cubana. Una perspectiva desde los estudios subalternos

Madrid, Verbum, 2011.- 308 p.
Christoph Singler
p. 294-297
Référence(s) :

Carlos UXÓ GONZÁLEZ.- Representaciones del personaje del negro en la narrativa cubana. Una perspectiva desde los estudios subalternos.- Madrid, Verbum, 2011.- 308 p.

Texte intégral

1Siempre es de utilidad pública revisar el trasfondo ideológico de la producción estética, observar a los observadores y señalar el lugar desde el cual escriben. Sin embargo, cuando el crítico se convierte en juez, categoría que prescinde de toda autocrítica, la empresa resulta un tanto excesiva. En principio, la lectura que propone Carlos Uxó González a través de lo subalterno me parece atractiva, justamente porque evita la «alterización», pero sus procedimientos metodológicos son bastante expeditivos porque convierte lo «subalterno» en artículo de fe. Es que, al estudiar la «representación» de una categoría social subalterna, en este caso la población afrodescendiente de Cuba, Uxó González no distingue entre, por un lado, procesos de «subalternización» imputables a las letras cubanas y por otro, la «representación» de una injusticia social que la literatura expondría en tanto hecho social. Si opta por lo primero, ¿debemos concluir que antes del acto literario este grupo social no habría sido «subalternizado»? Sería cargar con mucha responsabilidad un sector al fin y al cabo marginal. Cabe ponerse de acuerdo sobre el alcance de este libro: se limita estrictamente al ámbito literario, y dentro de éste únicamente a la narrativa. Puntualizo que sus resultados no se aplican ni a otras áreas del campo cultural ni a la sociedad cubana en su conjunto, puesto que parten de lo que las ciencias sociales ya han constatado anteriormente.

2Parece que el libro es resultado de una tesis doctoral, de allí muchos resúmenes históricos de las investigaciones existentes, y de allí mucha información ya conocida, necesaria sólo para el trámite administrativo. Consta de cuatro partes. La primera expone la teoría de los estudios subalternos (20 p.); la segunda, «El negro en Cuba», retraza la historia de la población afrocubana, desde la colonia hasta la Revolución (85 p.); la tercera parte cuenta la historia de su representación en la literatura hasta los años 1980 (66 p.); la parte final (52 p.) la analiza en los textos publicados por los Novísimos, grupo representativo de la primera generación nacida después de la Revolución, y cubre el período de 1990 hasta cerca de 2000. Al final, una serie de anexos, algunos útiles (un cuadro sintético sobre las ocurrencias de uno o varios personajes afrocubanos en los cuentos de los Novísimos) y otros menos («Tengo» de Guillén, por ejemplo).

3Tres criterios orientan el estudio: la mención de un personaje afrocubano; su capacidad de actuar (agency) y grado de protagonismo, o por lo menos el desarrollo y profundización del personaje cuando existe; y los mecanismos de su subalternización a través de la presencia de estereotipos (su sexualidad; su problematización como la inclinación criminal, etc.). El resultado global es que con la salvedad de unas cuantas excepciones que confirman la regla, desde la época colonial no ha cambiado nada en la representación de la población afrocubana hasta hoy día.

4Digamos que los 3 primeros capítulos son demasiado largos, y la cuarta parte dedicada a lo contemporáneo que podría ser la más novedosa, es demasiado sucinta. En la introducción a ésta el autor expone las nuevas pautas estéticas de los Novísimos –25 páginas de las 50 en total, de modo que apenas 25 conciernen el análisis de 317 cuentos. Y antes de llegar a este análisis, otras 3, 4 páginas presentan la herramienta analítica, sacada de la lingüística semántica.

  • 1 Jorge e Isabel Castellanos. Cultura afrocubana: El negro en Cuba. 1845-1959, vol. 2. Miami: Edicion (...)
  • 2 Lorenzo García Vega, «Entrevistando a Lydia Cabrera», en Collages de un notario. Coral Gables: Torr (...)

5En cuanto a la parte histórica de la «representación del negro», uno se pregunta a veces dónde está la novedad frente a los estudios que Uxó no puede evitar de citar: el volumen dos de la obra de los Castellanos, o William Luis1. A veces, al discutir tal o cual pasaje de una obra, ésta está citada según los Castellanos, sin más. Hubiera podido aprovechar esta parte para afinar los criterios literarios, o bien para revisar algunos aspectos actualmente desdeñados. Para el siglo XIX, la literatura abolicionista que Uxó discute es objeto de un consenso que, me parece, necesita revisión (más allá de la imagen que esta producción ofrece del esclavo): condenar el argumento moralista supone de hecho eliminar a Aimé Césaire, figura tutelar de los estudios poscoloniales; Uxó se acoge a la visión consensual. Interesante, su elogio a Lydia Cabrera y Alejo Carpentier. De la primera celebra El Monte, que daría voz (y agencia) a los objetos de su estudio. Éstos originan el libro y se lo apropian como producto suyo (p. 254), «en un estilo caótico y coral» – ¿o cabe leer: debido a su estilo «caótico y coral»? ¿Qué quiere decir caótico: falto de coherencia? ¿No sería éste un término «esencializante»? Nada dice Uxó sobre Cuentos negros – que es más conforme al canon literario que El Monte, estudio antropológico. Si este tipo de texto se incluye, no se justifica la exclusión de Biografía del cimarrón de Miguel Barnet: parece que son textos éstos donde los criterios literarios de Uxó no bastan, de allí su ausencia, mientras que en el caso de Cabrera tales distingos no se aplicarían. En cuanto a Carpentier, Uxó destaca El Reino de este mundo, desechando El Siglo de las Luces, donde el personaje de Ogé merecería una mención, o Consagración de la primavera, con el revolucionario Calixto. Del Carpentier tardío Uxó rescata Concierto barroco –pero se interesa menos en el personaje del negro que en la cultura americana que éste representaría. Señalo ambos escritores porque al parecer Uxó no conoce la crítica que Lorenzo García Vega le hizo a Cabrera, que según él siempre hablaba de sus informantes como de «sus negritos»: es decir su visión exótica del mundo afrocubano, surrealizante –algo que Odette Casamayor a su vez analizó hace tiempo en Carpentier. Según Casamayor, Carpentier fabricó lo que ella llama «el negro maravilloso», una visión donde el negro representa «lo extraño, lo diferente, el Otro».2

6La sección dedicada a los Novísimos ya fue publicada en 2009 en Encuentro de la cultura cubana n° 53/4, último número de la revista. Esta parte es la más novedosa, pues presenta una documentación abundante sobre la literatura contemporánea cubana del interior. Ahora bien, es un tanto decepcionante. Su núcleo es una estadística de las ocurrencias de la figura del negro, según los tres criterios arriba citados. El análisis de los cuentos es demasiado rudimentario. Los pasajes citados, tal como se presentan, sólo están arrancados de su contexto, y el análisis literario de los textos impone ver desde que ángulo se dice qué: discurso de personajes, del narrador, qué tipo de personaje, qué narrador, en qué situación etc. Los mismos autores criticados por su visión «subalternizante», se citan, con otros cuentos, como críticos de tales representaciones y estereotipos. Resultado: la poca frecuencia de la figura del afrocubano, y cuando existe, su visión es las más de las veces marginal y estereotipada, prolongando una larga tradición casi ininterrumpida. La sexualidad por ejemplo: no soy especialista del tema en literatura cubana, y me parece personalmente sumamente aburrido leer los contoneos, nalgatorios y otras turgencias a repetición en gran parte de la literatura cubana contemporánea. Ahora bien, ¿es cierto que sólo los mulatos (o negros) y las mulatas (o negras) son descritas así? Ya que estamos: la terminología cubana es fluctuante, y hubiera sido útil precisar el estado de la cuestión.

7Pero no sólo me preocupa la poca herramienta literaria que maneja Uxó, hecho que podría alimentar apenas el debate «interno» entre historiadores de literatura. Si realmente le interesa el impacto social o político de estos textos, debería situarlos en un marco más amplio. Es que sólo estudia la representación literaria sin observar que en artes plásticas la presencia afrocubana y la temática es mucho más importante, de modo que sus conclusiones no pueden afectar más que la literatura, sin permitir deducción alguna sobre la sociedad o la política gubernamental. Y la representación de la exuberancia sexual negra, creo recordar que en cine los cuerpos sudorosos son variopintos.

8Segundo, más allá de la «representación del otro», cabría discutir si existe voz afrocubana: el porcentaje de autores afrocubanos en el campo literario cubano en general debería ser un primer criterio, para luego incluir un estudio de los intelectuales afrocubanos y de su producción literaria. Puede que existan pocos textos, pero al final se cita la de Tomás Fernández Robaina, en tanto estudioso. Pero cabría destacar la voz de los autores, desde Guillén hasta Nancy Morejón –que ni siquiera aparece– pasando por Gastón Baquero. Y tercer punto: Uxó parece acusar a los escritores de que no discuten en sus obras este problema social candente de su momento, o que él considera prioritario. Por favor, para la temática social/política/cultural tenemos a los sociólogos, politólogos, historiadores, antropólogos, psicólogos, filósofos, etc. Su ausencia no quiere decir que los autores sean ciegos o inconscientes. Espero que sigan sordos ante los dictados de cualquiera sea la instancia «superior» que los urja, que sea moral, política o científica.

  • 3 Silvia Valero amplía el panorama al estudiar las novelas de Eliseo Altunaga y de Marta Rojas en «De (...)

9En suma, un tema importante tratado con mucha información y gran dedicación, aunque de modo que no haya riesgo intelectual mayor. El ámbito literario es demasiado limitado como para sacar conclusiones generales; y como si este campo fuera excesivo, el estudio se limita además al cuento (excluyendo la novela, la poesía, el teatro), practicado por un determinado grupo de autores, y finalmente se centra en la producción dentro de la isla3. Habría que cotejar los resultados que se obtienen con otras disciplinas artísticas, y la producción interior con la exterior: en última instancia se trata de apreciar el grado de racismo existente en la sociedad cubana, no de una parte de ésta. Afuera, otros parámetros esperarán, quizás. Uxó González ha realizado un estudio útil sobre un sector sin embargo modesto, y si tuviera que reseñar la tesis misma, mis comentarios serían mucho más favorables. Pero un aporte de mayor alcance se obtendría con una metodología y perspectiva pluridisciplinaria.

Haut de page

Notes

1 Jorge e Isabel Castellanos. Cultura afrocubana: El negro en Cuba. 1845-1959, vol. 2. Miami: Ediciones Universal 1988. Y William Luis. Literary Bondage: Slavery in Cuban Narrative. Austin: University of Texas Press, 1990.

2 Lorenzo García Vega, «Entrevistando a Lydia Cabrera», en Collages de un notario. Coral Gables: Torre de Papel, 1993. Odette Casamayor, «De Menegildo a Calixto: El negro dentro del engranaje cosmo-poético de Alejo Carpentier», conferencia dictada en Poitiers, diciembre de 2004, donde insiste en que «de forma general, el deslumbramiento de Carpentier ante el negro “maravilloso” no cambia sensiblemente con el paso del tiempo».

3 Silvia Valero amplía el panorama al estudiar las novelas de Eliseo Altunaga y de Marta Rojas en «De 'negros' y 'mulatos' en la literatura cubana contemporánea», en Ineke Phaf-Rheinberger (ed): Historias enredadas. Representaciones asimétricas con vista al Atlántico. Berlin, Walter Frey, 2011, 117-133.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence papier

Christoph Singler, « Carlos UXÓ GONZÁLEZ.- Representaciones del personaje del negro en la narrativa cubana. Una perspectiva desde los estudios subalternos », Caravelle, 97 | 2011, 294-297.

Référence électronique

Christoph Singler, « Carlos UXÓ GONZÁLEZ.- Representaciones del personaje del negro en la narrativa cubana. Una perspectiva desde los estudios subalternos », Caravelle [En ligne], 97 | 2011, mis en ligne le 01 décembre 2011, consulté le 26 juillet 2017. URL : http://caravelle.revues.org/1523

Haut de page

Auteur

Christoph Singler

Université de Franche-Comté

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Caravelle – Cahiers du monde hispanique et luso-brésilien est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page
  • Logo Presses universitaires du Midi
  • Logo IPEAT
  • Revues.org